¡¡¡TRADÚCELO!!!

martes, 24 de diciembre de 2013

Estanques de agua fría

Los peces de agua fría con fines ornamentales están representados casi exclusivamente por los Kois (Cyprinus Carpio) y los Godfish (Carassius Auratus) que, por sus deslumbrantes colores y su gran resistencia a un amplio abanico de condiciones ambientales, son los más mantenidos en acuarios de todo tipo. Aunque estos peces viven muy bien en todo tipo de acuarios y se adaptan muy bien a todo tipo de condiciones, lo más normal es que se metan en recipientes demasiado pequeños que les causan desórdenes de crecimiento y estrés o con condiciones claramente insuficientes para su supervivencia (cabe mencionar las desgraciadamente clásicas peceras de bola en las que muchos Goldfish pasan poco tiempo sufriendo mucho hasta la muerte), por lo que ni los Goldfish ni mucho menos los Kois deben meterse en acuarios domésticos corrientes, algo que sólo es posible con ciertas variedades de Goldfish que no alcancen grandes dimensiones ni realicen desplazamientos considerables y siempre que el acuario en que vivan sea muy grande. Sin embargo, existe la interesante opción de los estanques para mantenerlos, sitios en los que suelen vivir mucho mejor y que, a la larga, demandan menos mantenimiento que un acuario corriente. En éste artículo voy a explicar todo lo necesario para que cualquier estanque destinado a peces de agua fría se mantenga sano y sin problemas graves, algo muy sencillo siempre que se tengan en cuenta algunas cosas.

Los estanques de agua fría presentan la gran ventaja de que pueden tener muchas formas distintas: Desde formas redondas hasta cuadradas, pasando por las ovaladas, las elípticas y las curvadas. La decoración interna de estos estanques puede ser tambien muy variada, pues a los peces que viven en ellos no les importa este aspecto, aunque conviene matizar esto ya que ciertas estructuras sumergidas como amontonamientos de rocas, plantas, algas y cualquier otro elemento grande y emmarañado puede suponer un buen escondite para ciertos individuos y, lo que es más importante, para los alevines que huyen del canibalismo de sus propios padres. El material para fabricar estos estanques puede ser muy variado: Desde las cajas de ordenación de plástico que se venden en los bazares chinos, muy baratas pero algo antiestéticas y frágiles, hasta los carísimos recipientes fabricados a base de hormigón, fibra de vidrio y fibra de carbono. Tambien sirven las clásicas piscinas hinchables o desmontables, que presentan la gran ventaja de ser bastante baratas y no tener componentes tóxicos al estar diseñadas para contener agua. Es importante pensar bien en el emplazamiento del estanque, que puede ser de interior o de exterior. Los estanques de interior presentan la ventaja de que puede mantenerse la temperatura estable durante todo el tiempo mediante el equipamiento adeucado y de poder decorarlos con plantas tropicales que no sobrevivirían en caso de que el clima de la zona sea maligno en invierno. Por el contrario, es necesario instalar una adecuada iluminación artificial que reemplace la falta de luz solar y hacer una pequeña inversión en la comida para los distintos animales, aunque resultan extremadamente decorativos en cualquier estancia de interior. Los estanques exteriores no mantienen su temperatura estable (depende fuertemente del clima de la zona), por lo que sólo pueden instalarse plantas de esa zona, pueden contaminarse fácilmente si el aire que los rodea está sucio y pueden transmitirse enfermedades por culpa de los insectos y aves que se acerquen a beber al estanque (así se transmiten el herpesvirus del Koi y la viremia de primavera, enfermedades muy graves que muchas veces acaban con todos los peces del estanque), pero presentan la gran ventaja de poseer abundante luz sin necesidad de instalarla, los insectos que caen al agua sirven como alimento para los peces, lo que supone alimentarlos menos, permiten la hivernación a Kois y Goldfish, algo que los estimula a frezar, y pueden mantenerse más animales como Anfibios, reptiles y aves, algo que resulta muy difícil en estanques interiores. A continuación explicaré las condiciones necesarias que debe tener cualquier estanque de agua fría interior y exterior.
Tanto si el estanque se mantiene en exteriores como en interiores, el material que se use no importa. Pueden usarse las cajas de plástico de ordenación, aunque se corre el riesgo de que puedan escaparse compuestos tóxicos al agua si se rajan, por lo que conviene comprar una que esté entera y sin ninguna grieta visible. Los estanques de cemento son muy usados, aunque es necesario cubrir todo el interior con una capa de resina atóxica para evitar que el agua se alcalinice por el hidróxido de calcio presente en el cemento y que, al mismo tiempo, se eviten daños en el cuerpo de los animales al restregarse contra él. En el caso de las piscinas desmontables e hinchables, son ideales ya que están diseñadas para contener agua, siendo ideales tambien los recipientes fabricados con fibra de vidrio o de carbono, aunque son demasiado caros para muchos aficionados. En último lugar, los estanques exteriores pueden ubicarse en una simple zanja o agujero excavado en el suelo del jardín, aunque es necesario impermeabilizar toda la parte interna para evitar la entrada de posibles contaminantes edáficos al agua. Cualquier estanque de interior debe situarse en una estancia bien iluminada (si es posible debe recibir algo de sol directo cada día), siendo necesario instalar iluminación artificial adecuada para suplir la carencia de luz solar, sobretodo si se mantienen plantas. Es indispensable que la superfície donde repose el estanque sea muy estable y plana, sin vibraciones y que soporte mucho peso, pues en algunos casos se han llegado a romper estanques por esta causa, provocando graves problemas. En estos casos es muy fácil instalar bombas de agua y cascadas dada la disponibilidad de enchufes y tomas de corriente, así como humidificadores de aire, enfriadores y calentadores de agua, siendo estos dos aparatos necesarios si se quiere que los peces hivernen (en el caso de los Kois y los Goldfish) o imprescindibles si se mantienen peces de aguas muy frías (como las Truchas y los Esturiones), pero el consumo de energía eléctrica limita mucho esta posibilidad. En lo que respecta a los estanques de exterior, se debe buscar un emplazamiento que reciba abundante sol directo para que los distintos vegetales crezcan con fuerza, al mismo tiempo que se evitan los enfriamientos prolongados y acusados del agua durante el invierno en zonas extremadamente frías. En estos casos es tambien posible instalar cascadas, calentadores y enfriadores, pero a veces no hay tomas de corriente para ello, por lo que muchos lo llenan de agua y la mantienen estancada para siempre, algo que puede ocasionar eutrofización y falta de oxígeno, algo poco importante para los Kois pero extremadamente perjudicial para los Goldfish ya que éstos necesitan mucho oxígeno. En estas instalaciones se permite que los peces hivernen durante el invierno, algo que hace que frecen en primavera, y no es necesaria ninguna iluminación artificial, lo que supone un gran ahorro en las facturas de la luz, aunque las condiciones extremas que se dan en zonas mediterráneas, por ejemplo, durante el invierno, limitan la adaptación de muchísimas plantas y de muchos peces de agua fría que no aguantan las temperaturas cálidas del verano. Los estanques de agua fría exteriores son más adecuados para zonas de inviernos fríos que no necesiten la instalación de enfriadores durante todo el año, algo que aumenta mucho el consumo eléctrico al cabo del mes. En el caso de los estanques exteriores hay que tener presente que la falta acusada de luz solar impide la mayoría de procesos indispensables en el ecosistema como la respiración de las microalgas presentes en el agua, que a la larga deriva en la falta de oxígeno y la producción de sustancias procedentes del metabolismo de bacterias anaerobias (como el H2S), muy tóxicas. Tambien en el caso de los estanques exteriores hay que abstenerse de usar materiales de cristal ya que se calientan con el sol directo provocando el sobrecalentamiento del agua y sus fatales consecuencias. Los Kois y los Goldfish se adaptan muy bien a un amplio abanico de temperaturas (desde 0 a 40 ºC), siendo la ideal de unos 12 - 15 ºC durante el invierno, unos 18 - 22 ºC durante el verano o unos 20 - 25 ºC durante todo el año. Admiten aguas desde muy blandas y ácidas (pH mínimo de 5 y dureza mínima de 1 ºdGH) hasta muy duras y alcalinas (pH máximo de 9 y dureza máxima de 50 ºdGH), siendo el neutro el pH ideal y 20 ºdGH la dureza ideal. Otras especies de agua fría demandan temperaturas comprendidas entre 1 y 15 ºC, como máximo hasta 20 ºC (como las Truchas) y durezas mínimas de 30 ºdGH (como los esturiones), siendo más delicados y difíciles de mantener.
Los distintos seres vivos que se mantengan en un estanque dependen especialmente de si el estanque es de exterior o de interior. En el último caso se mantienen casi exclusivamente peces y plantas, aunque si se disponen barreras infranqueables y altas, se pueden mantener anfibios y reptiles. En estas instalaciones resguardadas, la posibilidad de regular la temperatura durante todo el año, así como la luz y las condiciones ambientales, condiciona la gran variedad de plantas que pueden mantenerse. Se distinguen plantas sumergidas, semiemergidas, totalmente emergidas y flotantes, que pueden dar un bonito toque decorativo a cualquier estanque. Las plantas sumergidas que pueden habitar un estanque de interior son muchas: Cabombas, Echinodorus, Anubias, Ambulias, Cryptocorynes, etc... Que, segun la cantidad de luz que demanden, deben ponerse más o menos cerca de la superfície. En general se disponen plantas que requieren mucha luz en las zonas más superficiales del estanque, como las Ambulias o las Cabombas, y, justo debajo de éstas, Anubias, Helechos de Java y otras plantas que quieran poca luz. Las plantas grandes y que requieran intensidades lumínicas medias, como las Echinodorus, se pueden situar a profundidades medias, y otras como las Anubias y los Helechos de Java de gran tamaño, se situan en las zonas más profundas formando setos o praderas, que sirven de refugio a los peces de fondo. La temperatura media que requieren las plantas ornamentales acuáticas es de unos 24 ºC, aunque puede ser de hasta 15 ºC en el caso de las Elodeas o los Helechos de Java y de hasta 30 ºC en el caso de las Anubias y las Echinodorus. Las plantas semiemergidas son, por ejemplo, los Nenúfares, la Victoria Amazónica y las Espadañas, que viven con el sistema radicular sumergido y con el resto de la estructura fuera del agua (en el caso de los Nenúfares y la Victoria Amazónica, sólo las flores y las hojas se mantienen fuera del agua). La profundidad a la que se plantan depende de cada especie, aunque por lo general se plantan a unos 30 - 40 centímetros de profunidad. Ayudan a dar sombra al estanque, suponen un refguio para alevines y dan perfume y color con sus flores, y son generalmente fáciles de cuidar. Las plantas totalmente emegidas son las más numerosas, y son todas aquellas que tienen toda su estructura fuera del agua, aunque las raíces se mantienen siempre húmedas y frescas. Ejemplos de estas plantas son las Diefembaquias, los Espatifilos, las Marantas, las Calatheas, algunos Arbustos como las Gardenias y árboles como los Álamos y las Robinias. Estas plantas deben situarse siempre cerca del agua para que las raíces se mantengan húmedas, aunque no se debe permitir que el agua las cubra ya que toda la planta se pudriría. Con estas plantas se forman bellos arreglos y alineaciones que dan un gran toque decorativo a cualquier estanque. Las plantas flotantes son aquellas en las que las raíces crecen dentro del agua y las hojas fuera, pero se distinguen por que el sistema radicular no está anclado a ningun sustrato, si no que se mueve libremente en el agua. Son plantas flotantes la Lenteja de agua, el Jacinto de agua y la Lechuga de agua. A pesar de que dan mucha sombra y sus raíces son muy buscadas por los alevines de muchos peces, presentan el inconveniente de que se multiplican a un ritmo muy frenético, convirtiéndose en invasoras y cubriendo rápidamente casi todo el estanque, lo que limita el paso de la luz a las capas inferiores y sus consecuencias. Basta con ir sacándolas periódicamente para solucionar el problema. En el caso de los estanques exteriores, la elección de plantas se limita muchísmo debido básicamente a la temperatura, a la humedad ambiental y a la intolerancia de muchas ellas al sol directo prolongado. Las plantas que sobreviven en estanques de agua fría durante el invierno son muy pocas: Como plantas flotantes cabe destacar la Lenteja de agua, como semiemergidas los Papiros, el Lirio de agua, los Jacintos, las Espadañas y algunas especies de Nenúfares y como plantas totalmente emergidas principalmente árboles como los Álamos y las Robinias. No se conocen plantas sumergidas que aguantes las aguas muy frías (aunque sólo algunas Echinodorus pierden las hojas cuando hace frío y las recuperan en primavera, comportándose como plantas caducas). Estas plantas hay que situarlas de la misma manera que se ha explicado para los estanques interiores.
Los peces que se mantienen en estos estanques pertenecen casi exclusivamente a la família de los Ciprínidos, siendo los Kois los más difundidos en todo el mundo debido a sus escasas necesidades de mantenimiento. Todos los Kois requieren estanques de gran tamaño ya que se hacen muy grandes (a veces, hasta más de un metro de largo), sobreviven con muy poco oxígeno (mínimo de 0,5 mg/L) y toleran amplias variaciones de las condiciones acuáticas así como abanicos muy amplios de condiciones. Pueden sobrevivir en aguas cubiertas de hielo y viven hasta 100 años. Con mucha frecuencia los estanques de Kois acaban tornándose verdes y malolientes dada la superpoblación y la casi nula concentración de oxígeno que hay en el agua. El movimiento continuo que realizan en el sustrato enturbia el agua y libera sedimentos atrapados, dando lugar a procesos de descomposición anaerobia, aunque muchos Kois parecen vivir muy bien así. Los Goldfish son los segundos peces por abundancia presentes en los estanques ornamentales ya que se adaptan bien a muchas condiciones y son muy longevos, aunque son más delicados que los Kois, siendo muy sensibles a la falta de oxígeno (nunca debe haber menos de 4 mg/L), por lo que en muchas zonas se hace necesario instalar aireadores o cascadas que oxigenen el agua. Estos peces no necesitan estanques tan grandes ya que crecen poco (de media unos 15 o 20 cm, aunque algunas variedades, como la común y la cometa, llegan a los 40 cm de largo), se mueven poco y realizan desplazamientos limitados. No son tan resistentes al frío como los Kois (sólo algunas variedades como la común, la cometa y la Fantail sobreviven en aguas cubiertas de hielo), aunque un periodo de frío corto sirve para que frecen (mínima de 14 ºC). Es común en los estanques de Goldfish la eutrofización y las deficiencias de oxígeno en el agua ya que lo consumen excesivamente especialmente cuando hace calor. La falta de oxígeno en el agua produce en los Goldfish carencias metabólicas muy graves que pueden causar asfixia y debilitamiento general, lo que hace que mueran o que, en el mejor de los casos, sean infectados por todo tipo de patógenos. Solamente las variedades más resistentes (Común, Cometa, Shubunkin y Fantail) pueden vivir en aguas estancadas, mientras que el resto requiere aguas muy oxigenadas y movidas, por lo que se hace indispensable instalar cascadas u otros sistemas de aireación. Otras especies de agua fría que se mantienen en estanques son el Esturión Pigmeo, la Trucha común, la Trucha Arco iris, el Salmón del Atlántico, el Tímalo, el Lucio, la Perca sol y la Perca Americana, que pueden vivir perfectamente en un estanque sencillo en compañía de otros peces de su tamaño (aunque la Trucha común, el Esturión Pigmeo, el Tímalo y el Salmón del Atlántico sólo sobreviven en aguas muy agitadas y movidas y cuya temperatura no supere los 20 ºC, por lo que es imprescindible instalar enfriadores y potentes bombas de aire). En lo que respecta a otros animales como Amfibios, Aves y Reptiles, los más adecuados para habitar un estanque de agua fría son las distintas especies de Ranas que viven en las zonas subtropicales o templadas (Como la Rana de San Antonio), las distintas variedades de Ajolotes (que sobreviven poco tiempo en aguas demasiado cálidas, siendo necesario aclimatarlos en estanques más bien fríos y bien oxigenados), los Patos de cuello verde y los Cisnes comunes. En el caso de que vivan aves en el estanque es necesario limpiar el fondo varias veces por semana ya que sus excrementos, muy abundantes y ricos en potasio, contaminan el agua con facilidad, además de poder transmitir ciertas enfermedades. Las Tortugas acuaticas (como la de Florida) y las Ranas albinas pueden mantenerse en compañía de otros peces en estanques muy grandes ya que son carnívoras, muerden las aletas de los peces más grandes y devoran a los que entran por su boca.

La limpieza y cuidado de cualquier estanque son condiciones necesarias para mantenerlo siempre en buen estado y con un buen poder ornamental, aunque algunas de las operaciones de limpieza pueden ser engorrosas y poco apetecedoras. Lo más importante en cualquier estanque es retirar con regularidad los desechos orgánicos que se acumulan en el fondo para evitar su descomposición, algo que enriquece el agua con nitrógeno causando su eutrofia (enverdecimiento por exceso de nitrógeno y fósforo). Los residuos se pueden retirar con la ayuda de un sifón o, más fácilmente, con un aspirador de fondo para piscinas domésticas, más caros, pero más fiables y eficientes, existiendo modelos totalmente automatizados que se mueven solos. Por desechos orgánicos se incluyen excrementos de los habitantes del estanque, restos de plantas, cadáveres de animales e insectos que se acumulan en la superfície (éstos pueden retirarse con una redecilla muy fina). La poda y aclareo de ciertas plantas es necesaria para evitar que obstruyan el paso de la luz e invadan el espacio de otras. Algunas plantas sumergidas como las Vallisnerias o las Ambulias crecen con mucha rapidez llegando a tapar la superfície, por lo que hay que ir cortando los tallos y hojas demasiado largos. Muchas plantas flotantes se desarrollan a gran velocidad creando hijuelos rápidamente, algo que acaba obstruyendo el paso de la luz hacia el fondo del estanque, por lo que hay que retirar el excedente, algo muy sencillo de hacer si se cuenta con unas tijeras de podar y una red de tamaño suficiente. Muchos estanques (especialmente los de agua estancada) tienden a enverdecerse con el tiempo; Ello se debe al déficit de oxígeno que evita que las bacterias aeróbias descompongan los excesos de nitrógeno. Como este excedente no se puede aprovechar, surgen algas verdes unicelulares que flotan en toda la columna de agua y que realizan la fotosíntesis, liberando gran parte del oxígeno creado al aire al alimentarse de los nitratos que las bacterias no han podido asimilar. Los estanques de aguas verdes afectan únicamente al plano estético, pues estas algas se comportan como plantas corrientes al devorar grandes cantidades de desechos y crear oxígeno. Éste problema puede solucionarse aireando y agitando intensamente el agua para potenciar la actividad de las bacterias, aunque da muy buen resultado el ablandamiento y la acidificación del agua (en aguas con un pH por debajo de 7 y una dureza inferior a 10 ºdGH no se desarrollan), pero si no se aumenta la cantidad de oxígeno en el agua se da vía libre al nacimiento y actividad de bacterias anaerobias formadoras de compuestos tóxicos como el metano, el sulfuro de hidrógeno y los compuestos férricos, dando al agua del estanque un color negro más o menos intenso y un fuerte hedor característico, ocurriendo además la muerte de cualquier ser vivo que se encuentre bajo el agua. En casos como estos es necesario airear y agitar bien el agua, cosa que hace que, a la larga (al cabo de un año o poco más) el agua se aclare y se reestablezca el equilibrio natural del sistema. Las algas tapizantes y filamentosas sólo deben quitarse en caso de que supongan un problema a para la vida de las plantas sumergidas o en el caso de que obstruyan los conductos de las bombas de agua, pues son muy valiosas para los peces e invertebrados al constituir auténticos filtros biológicos (degradan muchos componentes orgánicos) y tambien un sabroso alimento para algunas especies. Por lo general, tras una infección parasitaria no hace falta vaciar un estanque (sólo en casos muy graves de viremia de primavera o virus hemorrágico del Koi es necesario este procedimiento); Basta con desinfectar el agua con un producto adecuado o, mejor aún, dejar que el propio equilibrio biológico acabe con los patógenos, algo que suele darse al eliminar malas condiciones ambientales. El empleo de Biocidas como los líquidos antialgas o anticaracoles debe hacerse con moderación, pues en dosis demasiado elevadas pueden causar resistencia o toxicidad para algunos animales.

6 comentarios:

  1. Hola.
    Lamento decirte que no he leído tu artículo sobre estanques, así que no sé si está bien o no.
    El problema es que tal y como está redactado a modo de ladrillazo me da una pereza enorme leerlo.
    Ayudaría bastante que hagas como apartados y uses más el punto y aparte.
    Esto espera ser una crítica constructiva, y me da igual que borres el mensaje o no, para mi lo importante es que lo leas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Realmente es un ladrillazo, pero si te interesa el tema de los estanques léelo que aprenderás muchas cosas.
    Es un buen articulo.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Realmente es un ladrillazo, pero si te interesa el tema de los estanques léelo que aprenderás muchas cosas.
    Es un buen articulo.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por toda la información. Aunque como han dicho mis predecesores, un punto y aparte y la creación de apartados se agradecería.
    Se haría más amena la lectura y que como te he dicho SI me he leído el ladrillazo aunque con algún pesar.
    Reitero mi agradecimiento por tanta información y de la cual he aprendido unas cosas más para mi estanque de exterior.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Tienes el articulo muy mezclado se lía uno al leerlo. Pero te felicito por tanta información aportada

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar