¡¡¡TRADÚCELO!!!

lunes, 19 de enero de 2015

Metynnis argenteus - Pez dólar

Los peces dólar son curiosos carácidos de tamaño relativamente grande que se pueden encontrar en gran parte de la cuenca del Amazonas viviendo preferentemente en aguas poco movidas, infestadas de plantas y siempre en bancos bastante densos. Voraces hervívoros, suponen toda una herramienta de limpieza ya que ayudan a controlar la proliferación masiva de vegetación en el agua permitiendo así un óptimo paso de la luz. Son además una presa muy común para distintos peces depredadores, como las Pirañas rojas y los Payaras.
Se trata de peces muy comprimidos lateralmente y cuyo cuerpo tiene forma casi redondeada. Las escamas que lo cubren apenas son visibles a simple vista y dispone de aletas pequeñas y poco móviles pero muy rígidas y bordeadas por gruesos músculos. Su boca es de pequeño tamaño y dispone de dientes especialmente adaptados para cortar las plantas que constituyen una parte muy importante de su dieta. los ojos son de tamaño medio y de color plateado muy brillante. La líbrea de estos peces no es muy vistosa y consiste básicamente en una base de color gris metalizado que brilla espectacularmente según el ángulo de incidencia de la luz y el color del fondo de su hábitat. Los ejemplares jóvenes tienen la base de un color mucho más claro que se va oscureciendo con el paso del tiempo. El dimorfismo sexual, perfectamente visible en ejemplares adultos, consiste en que la parte delantera de la aleta anal es de color rojo intenso y más grande en los machos. Pueden llegar a medir 15 centímetros de longitud en cautividad y superar los 15 años de vida.
Debido a su tamaño y a que deben mantenerse en grupos bastante numerosos, los peces dólar deben mantenerse en acuarios de gran volumen: Unos 300 - 400 litros de agua bastan para mantener 6 ejemplares adultos. Es importante, además, que el acuario sea bastante largo (un metro como mínimo) debido a que requieren espacio para nadar, algo que hacen constantemente. El fondo debe ser de color oscuro lo que, sumado a una iluminación atenuada, fortalece el brillo de su líbrea. El agua no debe estar excesivamente movida y, dada su timidez, es necesario acondicionar el tanque con abundantes refugios a base de troncos, raíces y rocas. Hay que tener claro que no son compatibles con las plantas naturales, pues son la base de su dieta (devoran hojas, tallos y raíces de muchas especies, Anubias y helechos de Java incluidos) así como las partes sumergidas de todas las plantas flotantes, por lo que si se desea poner algun vegetal debe ser de plástico. La temperatura debe ser bastante alta (entre 26 y 32 ºC) y el agua debe ser ácida y blanda (menos de 6,5 de pH y menos de 10 ºdGH de dureza). Pueden sobrevivir en aguas bastante sucias, con tasas de nitratos superiores a 300 y hasta 0,5 ppm de nitrito y amoniaco, pero es mejor mantener estos dos últimos a cero y los nitratos siempre por debajo de 50 ppm, por lo que requieren abundantes cambios de agua (al menos una vez a la semana) dada la importante cantidad de desechos que producen y a la imposibilidad de las plantas de metabolizar dichos sobrantes. Bajo condiciones precarias de mantenimiento son fácilmente atacados por la bacteria responsable de la podridura de aletas y distintos tipos de hongos cutáneos dada la fragilidad de su piel. No deben mantenerse en aguas demasiado duras ya que pueden sufrir calcionefrosis, un trastorno caracterizado por la acumulación de sales insolubles de calcio en los riñones que produce la muerte prematura en muchos peces amazónicos (especialmente tetras como los Neones Innessi).
Se trata de peces cuya dieta consiste casi al 100% en vegetales, por lo que en el acuario hay que ofrecerles alimentos específicos para hervívoros tales como preparados en escamas para Guppies y Mbunas, pastillas de algas o granulados de Spirulina. También aceptan las verduras escaldadas (lechuga, col, remolacha, ...) así como Guisantes. Si en el acuario existen algas verdes filamentosas serán devoradas por estos carácidos. Ocasionalmente se puede complementar su alimentación con alguna toma de alimento proteico como gránulos genéricos o para Cíclidos, pero no hay que abusar con estos alimentos ya que pueden ser causa de trastornos digestivos graves.
Son peces gregarios y muy pacíficos que raramente se muestran agresivos ante otras especies, aunque en tanques demasiado pequeños o si no son mantenidos en grupos lo bastante grandes pueden incordiar al resto de peces con los que viven mordiendo sus aletas incansablemente. Pueden ser mantenidos con todo tipo de peces de hábitos tranquilos incluso mucho más pequeños que ellos (como los Neones y los tetras mercurio) así como con Discos, Escalares, Heros severum y otros peces tranquilos de gran tamaño. tambien pueden mantenerse con Apistogrammas, Ramirezis y otros Cíclidos de tamaño pequeño. Su asociación con Óscares u otros Cíclidos más grandes y agresivos sólo debe hacerse en tanques de gran tamaño (más de 500 litros) y siempre introduciendo a los peces dólar en primer lugar, pues son extremadamente tímidos y cualquier muestra de agresividad hacia ellos hace que dejen de alimentarse y se escondan permanentemente en un rincón sombrío. No se deben asociar con Barbos u otros peces de hábitos nervisos.
Su reproducción en cautividad es relativamente fácil de conseguir y mucho menos engorrosa, pues los alevines no necesitan ser separados de sus padres ya que estos no devoran ni los huevos ni las larvas. Se debe mantener una temperatura de 26 ºC y el agua blanda y ácida (pH menor que 6 y dureza menor que 5 ºdGH) y alimentar a los peces con presas vivas en abundancia. Mantener algunos adornos tupidos a modo de recogedores de huevos es una buena idea dada la superfície adhesiva de los mismos. Tras un agitado baile nupcial, las hembras expulsan los huevos en la columna de agua y los machos los fecundan seguidamente. Los huevos se adhieren a todo objeto sólido del acuario y eclosionan en dos o tres días. se deben alimentar con alimento vegetal en escamas pulverizado y crecen relativamente rápido, siendo bastante sensibles a las variaciones bruscas de la calidad del agua y a la contaminación excesiva de la misma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario